Jóvenes y Misión

  • Mensaje del Papa para la Cuaresma


    La Palabra es un don. El otro es un don
  • JÓVENES Y MISIÓN


    Joven, la misión te necesita
  • ENCUENTRO MISIONERO DE JÓVENES 2017


    21-23 de abril en Escorial, Madrid
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de experiencias misioneras de verano para jóvenes
  • Curso de Verano de Misionología


    Para la formación misionera de agentes de pastoral
  • ¿CÓMO COLABORAR CON OMP?


    Durante todo el año puedes colaborar con Obras Misionales Pontificias

27/4/17

Una Pascua diferente

Brenda es una chica brasileña que proviene de Belén de Pará, de la parroquia San Francisco Javier animada por los Misioneros Javerianos. Ella se encuentra en este momento en España, estudiando en el programa Erasmus Mundi, y ha participado en la Pascua Misionera del Migrante, que se ha vivido en Ceuta en dos momentos: por las mañanas en el Centro San Antonio de Inmigrantes de Ceuta, que es la realidad de la diócesis para acogida de inmigrantes y por las tardes en la Parroquia Santa Beatriz de Silva; y ha tenido como término la celebración del domingo de Pascua en la Parroquia Franciscana de Nuestra Señora de de la Victorias en Tetuán, Marruecos. Ella junto a otros jóvenes de Tolosa, Pamplona, Jaca, Barcelona, Madrid, Ávila, Sevilla y Ceuta ha participado en lo que ha denominado una “Pascua diferente”.  Ya que en ella han estado jóvenes inmigrantes de diferentes orígenes: cameruneses, guineanos, liberianos y marroquíes. Entre ellos unos cristianos, otros musulmanes y otros con su religión tradicional africana. Cristo habla a todos, el amor, el sufrimiento y la esperanza en Dios es algo común a todo ser humano.  Todos han sido marcados por la vivencia fraterna y cercana de cada uno. He aquí lo que Brenda nos reseña:
“La Pascua 2017 fue una Pascua diferente, celebrada con africanos inmigrantes que dejan su tierra natal con la ilusión de encontrar mejores oportunidades en Europa Occidental. Simbólicamente, oímos el martirio de Cristo y la esperanza de resurrección en las narraciones de vida y sufrimiento de los inmigrantes. Incluso hablando de temas sensibles, fue interesante ver la alegría en los rostros de los inmigrantes con nuestro simple gesto de darles atención, escucharlos. Desafortunadamente, no podemos mover cielo y tierra, pero podemos ser la gota que alivia la sed de alguien. En otras palabras, los pequeños gestos marcan la diferencia.”
Brenda Vilas Boas

En Brasileño
“A Páscoa de 2017 foi uma páscoa diferente, celebrada com os imigrantes aficanos que partem de sua terra natal com o sonho de encontrar melhores oportunidades na Europa Ocidental. Simbolicamente, ouvimos o martirio de Cristo e a esperança da resureição nos relatos de vida e sofrimento dos imigrantes. Mesmo tocando em temas delicados, foi interessante ver a alegria nos rostos dos imigrantes com nosso simples gesto de os dar atenção, os escutar. Infelizmente, não podemos mover céus e terras, mas podemos ser a gota d'água que alivia a sede de alguém. Em outras palavras, pequenos gestos fazem a diferença.”

Brenda Vilas Boas

26/4/17

Vigilia de Oración por las Vocaciones Vicaría VI

A todas las Parroquias, Colegios y Comunidades religiosas de la Vicaría VI, las Coordinaciones de la Pastoral Vocacional y de Misiones os invitan a participar en la Vigilia de Oración por las Vocaciones el jueves 4 de mayo en la parroquia Purificación de Ntra. Sra. Habrá Eucaristía, testimonios y adoración. Es para la Vicaría VI. Gracias por uniros y participar.

Parroquia La Purificación de Nuestra Señora
Jueves 4 de mayo a las 19,30.
19,30 Eucaristía
20,15 Testimonios
20.45 Adoración.

Por horarios cada cual se puede retirar cuando lo vea oportuno.

Metro Carabanchel.  Gracias por uniros en la oración por las vocaciones para que el Dueño de la mies envíe más operarios a su campo...


Fernando Velasco (Coordinador de la Pastoral Vocacional de la Vicaría VI)
Rolando Ruiz (Coordinador de la Pastoral de Misiones de la Vicaría VI)


Salir de sí: Pascua del migrante en Ceuta


Esta Pascua ha sido diferente a las que había vivido hasta ahora. A pesar de mis reticencias iniciales, dejar la comodidad de mi comunidad parroquial en Pamplona y apostar por vivir la Pascua en Ceuta y Marruecos con los inmigrantes ha sido un regalo de Dios. “Sal de tu tierra”, nos dice el Señor.
Como siempre, Dios sorprende y esta Pascua me ha permitido descubrirle en nuestros hermanos africanos. Viviendo el Triduo Pascual junto a los inmigrantes he podido ver el rostro de Cristo en ellos, en sus sufrimientos, en sus cruces; pero también en su alegría, su fe y su esperanza en Dios. Y todo en un clima de amor y de fraternidad en el que las diferentes creencias religiosas no son un motivo de disputa, sino un vínculo de unión muy especial entre las personas. Como dice el lema de los Misioneros Javerianos, los religiosos que organizan esta Pascua, “hagamos del mundo una familia”, pues nadie es extranjero en la comunidad cristiana. Yo he sido testigo de ello con la acogida tan maravillosa de los propios inmigrantes, de las voluntarias y los responsables del Centro San Antonio y de la Iglesia de Ceuta.
Además, hemos podido celebrar la Pascua de Resurrección con los frailes franciscanos de Tetuán (Marruecos), lo que me ha permitido ver la presencia de una Iglesia pequeña, humilde, alegre y abierta, que anuncia el Evangelio sin necesidad de palabras, desviviéndose por ayudar a los necesitados. Personifican en su vida las palabras del beato Charles de Foucauld: "Todo nuestro ser debe ser una predicación viviente, un reflejo de Jesús".
Vivir la Resurrección en tierra de Islam nos ayuda a comprender que Cristo resucitó para todo el mundo, también para nuestros hermanos musulmanes y para todo aquel que aún no le conoce.
Esta Pascua he vuelto a redescubrir a Dios, que siempre nos sale al encuentro. Y de nuevo me ha dado una lección de Amor, una llamada a la esperanza, a la caridad y la fraternidad. Una llamada a salir de mi tierra.


Clara Acebrón




25/4/17

Una cosa te falta "Encuentro Misionero de Jóvenes"

“Una cosa te falta…” era lo  que venía a decir Jesús con tanto amor al joven que inquieto se acercó a él… (cfr. Mc 10,17…31). En El Escorial nos hemos dado cita en torno a esa palabra de Jesús que recorre la historia y los corazones de millones de jóvenes, a lo largo de siglos, y que llega hasta nosotros: “una cosa te falta…” ¿qué puede faltar a jóvenes que se ofrecen para dedicar una parte de su verano a estar con los misioneros?  ¿Qué puede faltar a jóvenes que lo tienen todo… un futuro, una formación, miles de grandes y pequeñas cosas para estar bien?
Se adivina, un corazón generoso que desea siempre más y que es saciado al descubrirse amado como decía el Papa Francisco a los jóvenes, en la JMJ de Cracovia: “tú eres importante y Dios cuenta contigo por lo que eres, a su ojos vales, y lo que vales no tiene precio”. Sí, eran 172 jóvenes venidos de veinticinco diócesis españolas, de la península y de las islas canarias y baleares. Jóvenes que han ido descubriendo en el Encuentro Misionero de Jóvenes organizado por las OMP, una voz y su sentido “una cosa te falta”… jóvenes que son capaces de bondad, que se han encontrado a sí mismos a través de dinámicas, desarrollando una cultura del encuentro, redescubriéndose en compañía de otros, que también viven lo mismo y que además se complementan. Chicos y chicas con sonrisas transparentes que aprenden a decir su oración en voz alta y sin miedo, que descubren a través de testimonios misioneros como el de Isabel Solá, asesinada el pasado 2 de septiembre, y de la juventud del javeriano Jesús Calero, que Dios sí llama, y que cuando llama se experimenta una gran alegría, un deseo profundo de unirse a Jesús y de caminar sus pasos, de entregar la vida y dejar de mirarse a uno mismo.
La vida con sus cruces nos transforma, no hay vida sin morir un poco, no hay crisis que no sea seguida de un poco más de don y de crecimiento. A través del sugerente encuentro de Jesús con Zaqueo, la invitación ha sido el superar las vergüenzas, como las han pasado, al contar su sueño y encontrarse con incomprensiones, Gabi  Dasilva y Ledi Santos, matrimonio orensano que había decidido de ir a vivir su luna de miel en la diócesis de Alto Solimoes en el Amazonas Brasileño; del superar la parálisis de su estado de salud como nos ha mostrado el misionero irlandés de la fraternidad misionera Verbum Dei, Dara O’Brien, que a pesar de su esclerosis múltiple una sonrisa, poco vista en otros, y una gran alegría y amor por Jesús apasiona y contagia; y el escuchar a Javier López que supera los rumores que se pueden hacer a un joven, que repite cada año durante cuatro, la aventura misionera en Bolivia.
“una cosa te falta”… cada cual iba reflexionando y descubriendo interiormente un diálogo profundo e insaciable que saca energías y quita miedos, que deja de lado las parálisis de la vida y mete en un deseo de seguimiento en la sencillez y confianza. Jóvenes, muy jóvenes pero capaces de Dios, capaces de confiar, capaces de ir ante Jesús e intimar con él, descubriéndole vivo y mirando con amor, con una sonrisa que atrae y abre el corazón, ensanchándolo a horizontes nuevos y lejanos, inéditos y misteriosos. Así, es la vida de los que se deciden a optar por Jesús y que se aventuran en la misión del Padre que ama a cada ser humano, en especial a los más vulnerables, más abandonados, más olvidados. Una nueva sintonía, la del amor gratuito, que no busca el propio bien y que va entendiendo “que hay más alegría en el dar que en el recibir”, en el darse y confiar, en la vivencia de la aventura de la fe que hace cruzar muros y océanos, y no sólo materiales.
El ambiente digno de resurrección, que no se puede describir pero sí percibir, ha llevado a todos estos jóvenes a partir con nuevos ímpetus rumbo a esos horizontes soñados y deseados de la mano y guía de Jesús, a imitación de los misioneros y misioneras que han dejado sus hogares, su familias, sus diócesis para ir allá, dónde el Espíritu Santo indique, a anunciar la Buena Noticia de Jesús, con la vida y la palabra.
Jóvenes Misioneros que habéis vivido esta experiencia, que en los momentos de cierta oscuridad,  lo vivido en El Escorial os dé ánimo y consistencia y os ayude a vivir en sintonía de fe y confianza, que quienes os encuentren descubran ese algo más de quien ha sido capaz de descubrir lo que le faltaba paraser feliz dándose a los demás como el Señor Jesús.

Buena misión y que los misioneros se sientan sostenidos, al veros, con vuestro deseo de seguir a Jesús porque habéis descubierto lo que os faltaba.

                                         Rolando Ruiz Durán sx

10/4/17

Catequesis oración por las Vocaciones para niños

Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones 7 de mayo de 2017
Este es el tercer año consecutivo que  el equipo de Misiones de la Vicaría VI de Madrid quiere ofrecer a Parroquias y clases de religión una manera sencilla de hablar de la vocación a los niños. Hemos elaborado un dibujo para colorear, apoyándonos en el lema que ha creado la Conferencia Episcopal de Vocaciones, la CONFER y las OMP. Quiere ser un instrumento que invita a los niños a:
a)      Reflexionar sobre las vocaciones.
b)      Rezar por las Vocaciones.

c)      Entender el proceso vocacional: Dios que llama, el ser humano que escucha y ora para ser disponible a lo que Dios pide.
           
Catequesis de Vocaciones: “Empujados por el Espíritu: aquí estoy, envíame”
1.- La vocación es la llamada que Dios hace para dedicar la vida en la Iglesia para los demás. Dios llama a unos a ser sacerdotes, a otros a ser religiosos o religiosas, a otros a ser misioneros. Cuando uno escucha, decide dar su vida al Señor. Por ello es importante orar para saber lo que Dios quiere de uno. Y Él lo dice. ¿Te imaginarías que podríamos vivir sin sacerdotes que nos hablen de Dios y celebren la Eucaristía? ¿Conoces religiosas? ¿Qué hacen? ¿Por qué lo hacen? Dios llama en cada país, también en los países más lejanos. ¿Te gustaría orar para que haya más vocaciones?
• “Empujados por el Espíritu...”. Es el Espíritu el que mueve los corazones para hablar del Evangelio con la vida y con la Palabra. Es Dios mismo quien llama y envía. La vocación no es algo añadido: es fruto del amor de Dios que llama.
• “Aquí estoy, envíame”. La llamada a una vida de especial consagración o al sacerdocio implica una respuesta de docilidad y confianza. Es el compromiso para dejar a un lado la tranquilidad de una vida más o menos acomodada, y salir al encuentro del otro para llevarle a Dios.
Oración:
Padre, quiero abrir mi corazón al mundo,
dar a conocer el tesoro de tu ternura
y anunciar tu alegría a mis hermanos.
“Aquí estoy, envíame”.
Quiero ser “portador de Cristo”,
profeta de tu palabra y testigo de tu amor,
hasta alcanzar los confines de la tierra.
“Aquí estoy, envíame”.
Tú que nos empujas con tu Espíritu
y superas nuestras expectativas,
camina conmigo y sé siempre mi fuerza.
“Aquí estoy, envíame”.
Te lo pido por medio de María,
la Humilde, la Generosa, la Valiente.
Amén.

Para descargar el folio en PDF para niños pincha aquí




Nota: El dibujo ha sido hecho por Sagrario Guzmán Sánchez, miembro del equipo de misiones de la Vicaría VI



Para descargar únicamente la lámina para colorear en PDF pincha  aquí


Para profundizar sobre la jornada de Vocaciones Nativas y de oración por las Vocaciones: cartel, oraciones y más cosas mirad en: http://www.vocacionesnativas.es/

27/3/17

Apasiónte "la misión te espera" Marcha Misionera


La VI Marcha Misionera Diocesana de Córdoba “Santa Rafaela María” con el lema: Apasiónate ha congregado a 653 personas provenientes de toda la Diócesis: 13 parroquias: de Córdoba Ciudad la Virgen del Camino, Santa Luisa Marillac, Santa Rafaela María, San Nicolás, San Isidro (El higuerón); de la Vicaría de la Campiña la Asunción de Valenzuela, de Priego, Santa María la Mayor de Baena, de la Vicaría de la Sierra Santa Catalina de Pozoblanco, Santa Ana de Conquista, San Miguel y San Sebastián de Villanueva de Córdoba y de la Vicaría del Valle del Guadalquivir, La Inmaculada de Almodóvar, Santa Marina de Aguas Santas de Villafranca de Córdoba y San Andrés de Adamuz; además el Colegio Sagrado Corazón de Córdoba (las Esclavas), el IES  Nuestra Señora de la Estrella de Villa del Río, las Delegaciones de Catequesis, Juventud y Misiones, el Seminario Conciliar San Pelagio y la Hermandad de San Rafael de Córdoba.

Nos hemos encontrado reunidos con una gran alegría. La camaradería, la amistad, la risa espontánea al sentirnos unidos por una misma fe que nos hermana, ha brillado a lo largo de esta jornada misionera desarrollada en Adamuz y presidida por Santa Rafaela María.

Se ha salido de la Ermita Virgen del Sol donde previamente ha habido una oración que evocaba a todos los Continentes a los que van los misioneros y el testimonio de María Ángeles Navarro, una joven, que ha vivido el Verano en Misión en Ceuta con inmigrantes.

La marcha ha durado unas dos horas, interesante el vado de agua que nos ha entorpecido el desplazamiento y nos ha recordado que la pasión por los demás que viven los misioneros, como Cristo, derriba toda adversidad.

Los seminaristas y algunos jóvenes se han reagrupado para rehacer una catequesis sobre el lema y  ahí los jóvenes han podido cristalizar sus sentimientos y deseos de crecer en el interés por los demás, dando la vida. Después la hermana Catalina Gómez, Esclava del Sagrado Corazón, ha dado una pincelada sobre Santa Rafaela María y los jóvenes respondían espontáneamente a la invitación de APASIÓNATE con un Amar Siempre, frase que engloba la figura de Santa Rafaela María. En procesión se ha llevado una imagen de la Santa y de ahí se ha culminado con  el broche de oro de esta marcha la Eucaristía, presidida por Don Antonio Evans, delegado de misiones de Córdoba, ante la ausencia por motivos de agenda de última hora de Don Demetrio Fernández, obispo de nuestra diócesis. Acompañado por un grupo de sacerdotes y con la alegría de tanta juventud.

Durante la celebración de la Eucaristía hemos visto algunos signos: una vela como signo de confianza, flores símbolo de la frescura y de la ilusión, unas sandalias por el deseo de seguir el mensaje del Señor. Y hemos pedido por todos los jóvenes y por todos los misioneros.

Don Antonio ha dado una clave especial para la juventud, el tesoro de María que se ha abierto a Dios y que con Pasión ha dado su vida apasionándose, nos ha recordado que Santa Rafael María ha vivido esa dimensión mariana.

Ha habido un envío misionero que ha impactado a los jóvenes, Silvia Montiel, joven de la delegación de misiones de Córdoba que irá un mes a República Dominicana y tres meses a Colombia y de la pareja Virginia Cuenca Nieto-Márquez y Juan Carlos, que irán a Brasil por tres años. Ella nos confesaba que cuando tenía nueves años oía que su tío sacerdote-misionero, D. Pedro Nieto-Márquez, estaba en Perú y ahora es ella la que es enviada a misiones por él. La misión también se contagia.
Al final se ha leído el mensaje que el Obispo ha enviado a los jóvenes y que reproducimos fielmente:

Queridos jóvenes, participantes en la VI Marcha Misionera diocesana
“Santa Rafaela María”
ADAMUZ 2017

Cuánto me hubiera gustado estar con vosotros y participar en esta marcha, como lo he hecho en años anteriores. No puedo estar en dos sitios a la vez, y por eso os mando mi saludo y mi bendición.

Espero que la Jornada transcurra con éxito para todos. El encuentro de unos jóvenes con otros es siempre un motivo de alegría, de conocer nuevos amigos, de compartir experiencias y camino en la vida.

En ese clima de encuentro, déjate encontrar por Jesús, a quien ya conoces. Él quiere entablar contigo una profunda relación de amistad, y a ti te conviene dejarte querer por Él y verás cómo tu vida cambia.

Santa Rafaela María fue una joven inquieta, y se encontró con Jesús. Su vida cambió por completo, e hizo de su existencia una donación continua a Dios y a los demás. Es una gran santa de nuestra tierra, de Pedro Abad. Es conocida en el mundo entero porque se entregó del todo, sin reservarse nada, y así fue feliz e hizo felices a muchos.

Esta Marcha misionera quiere sacar lo mejor que hay escondido en tu corazón para que te decidas a darte del todo. Jesús te invita a vivir su amistad y ser testigo de ello entre tus amigos, compañeros de clase, vecinos. Jesús te invita a ser misionero, a dar testimonio de Jesús entre tus gentes.

Te aseguro que serás feliz en la medida en que te entregues, salgas de ti mismo, hagas de tu vida una donación permanente.

Hoy celebramos la fiesta de la Encarnación de Jesús en el seno virginal de María. De hoy en nueve meses Jesús nace en Belén. Hoy María recibió el saludo del ángel: “Alégrate, la llena de gracia”. Y hubo diálogo de fe entre María y el ángel, hubo preguntas y respuestas. Y María concluyó: “Aquí está la esclava del Señor, hágase en mí según tu Palabra”.

Dios te llama de múltiples maneras, llega hasta tu vida en tantas ocasiones. Hoy es una de ellas. Y tú te preguntas qué quiere Dios de ti, como podrás realizarlo, si serás capaz de alcanzarlo. En muchas ocasiones te preguntas cómo puede ser eso. No te guardes esas preguntas en tu corazón, pregunta a tu catequista, a tu cura, a personas que pueden aclararte. Y responde como María: “Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad. Dime qué quieres de mí, y estoy dispuesto a seguirte”.

Reza hoy a la Virgen que te dé un corazón como el suyo: un corazón puro para acoger a Jesús, un corazón generoso para darlo a los demás.

Y te deseo que pases un día feliz, y te queden ganas de volver a otro encuentro como éste.

Recibe mi bendición, y reza por tu obispo. Muchas gracias:


 + Demetrio Fernández, obispo de Córdoba

5/3/17

Javierada Misionera 2017

Una vez más la Delegación de Misiones de Madrid participa a la Javierada junto a Acción Católica, conjuntamente con la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús. Muchos jóvenes, unos que iban por primera vez, otro llevan años repitiendo pero siempre regresan contentos, algo ha cambiado en ellos. El encuentro que más marca es el del Cristo sonriente de Javier que enamora y da sentido al caminar, a la marcha y también al regreso. Hemos viajado junto a la Parroquia de la Inmaculada Concepción, y al final hemos escuchado lo que ha significado la Javierada 2017 en ellos.


Testimonios que refieren la solidez de la fe, la alegría de encontrarse con otros muchos peregrinos, pero al final de todo, el haber experimentado la vivencia de Dios. Entre ellos, un joven mallorquín, nos ha narrado como a sus dieciocho años ha pedido a sus padres que le permitieran vivir una experiencia de misión, la cual realizó en Perú y que después fue uniendo a Chile, Ruanda, Burundi e incluso Ceuta y Marruecos. La misión le ha dado mucho sentido a su ser cristiano y animaba a otros jóvenes a dejarse entusiasmar, como Francisco Javier, por el Señor que nos envía a la misión.



Otro joven, tuvo el valor de compartirnos que venía de una experiencia de no fe a encontrarse con la persona de Jesús. Su sencillez al compás de su juventud nos emocionó. Todos felices, la marcha, el cansancio y el clima tampoco pareció ayudar, pero en todos una vida marcada, como Francisco Javier, con un encuentro, con el deseo de transmitir ese encuentro y darle continuidad.
También ha habido un signo que no pudo pasar desapercibido. Se dejaba leer: “caminando junto a los inmigrantes y refugiados”, y sí, en efecto, hubo una cruz llevada en la procesión y una balsa imitando una patera que han presidido toda la Eucaristía. Había ahí hermanos nuestros, rostros reales, rostros cercanos que nos han recordado que no podemos ser indiferentes en nuestro deseo de encontrarnos con Jesús. En ellos está muy presente el Señor, desde esa sonrisa que enamora y nos acerca más y más a los demás, así como sucedió a San Francisco Javier, nos invita a entregar nuestra vida en confianza y amor para dar a conocer a toda creatura el Evangelio. El texto y homilía de Don Francisco Pérez nos alertaba contra el “materialismo” de un mundo moderno que olvida fácilmente percibir al Señor que nos llama y acompaña: “Caminando juntos”.


24/2/17

Retiros de misioneros a sacerdotes de Lugo

Cada año, la delegación de misiones de Lugo ofrece a todos los arciprestazgos de la Diócesis que los retiros del mes de febrero sean predicados por misioneros. Este año, una vez más, Jesús Manuel Santiago, delegado de misiones, ha invitado a tres misioneros para predicar estos retiros en todos los arciprestazgos. Luis Miguel Avilés del IEME, Juan Antonio Fraile de los combonianos y Rolando Ruiz de los javerianos. 
La iniciativa dura ya desde hace algunos años, los sacerdotes conservan un espíritu misionero que nos recuerda a la PUM (Pontificia Unión Misionera) que inició con el nombre de Unión Misionera del Clero. La idea central de la Unión Misionera del Clero reside en la organización de sacerdotes comprometidos en la animación y la cooperación misionera del pueblo cristiano y el fomento de las vocaciones misioneras. 
La diócesis cuenta con catorce arciprestazgos y 1,139 parroquias. Estos son las arciprestazgos: A Ulloa, Abeancos, A Fonsagrada, Becerreá, Ferreira de Panton, Monforte, Quiroga, Sarria – Samos, Camba – Ventosa, Deza – Trasdeza, Chantada, Cotos de Lugo (derecha), Cotos de Lugo (izquierda) y Lugo.
En Baralla y Monterroso hemos tenido como tema del retiro: El primer anuncio en España hoy, inspirados en una reflexión de Eloy Bueno de la Fuente y Roberto Calvo Pérez sacada del libro: “La Animación Misionera Hoy”, Mundo Negro, Madrid, 2016. (pp. 39-48). Hemos pedido al Señor que nos aumente nuestra fe y confianza en él,  para que nos ayude a entender que en la escuela de Jesús la dignidad está en razón directa de la orientación hacia el otro. Como sacerdotes vivimos para los demás dentro de la Iglesia que existe para Evangelizar (EN 14) y por ello estamos invitados a centrarnos en lo que queremos que los otros capten del mensaje cristiano. “Partir del núcleo, de lo más bello y hermoso de la experiencia cristiana. Lo que Papa Francisco dice “olor del Evangelio”. No puede realizar el primer anuncio quien no vea claro y no viva sinceramente el centro y el aliento del Evangelio: el amor del Dios Trinidad que brilla en la muerte y resurrección de Jesús…”
Esta iniciativa de la diócesis de Lugo mantiene un ardor misionero en la diócesis, y desde luego en cada uno de los sacerdotes, ellos se motivan así para la colaboración con el Domund, Infancia Misionera, Vocaciones Nativas y las campañas misioneras diocesanas.